Volver al blog

Es momento de prepararnos para una venta virtual

“El secreto del cambio no se encuentra en enfocar la energía en combatir lo viejo, si no en construir lo nuevo”

En el contexto actual es importante, para quienes nos dedicamos a las ventas, adaptarnos a la nueva realidad y dar un paso hacia lo digital, ahora nuestros futuros clientes van a querer evitar el contacto físico tanto como les sea posible y es por eso que es importante que entendamos que no contaremos más con aquellos espacios físicos en donde se llevaban a cabo las reuniones donde podíamos exponer y dábamos soluciones a los problemas planteados por nuestros clientes

Ahora que sabemos que eso que hacíamos de forma presencial ha dado un giro hacia lo virtual, surge la pregunta: ¿Cómo hacerlo? en el artículo anterior les exponía algunas herramientas que podríamos utilizar para conseguir prospectos y acercarnos a nuestros clientes, les planteaba el buen uso de las plataformas digitales, y que una muy buena solución podría ser generar contenido de interés que sea afín a nuestro segmento y así atraer a posibles clientes, reforzando el nivel de confianza y la consecución de nuevos leads.

Pero una vez se tienen esos leads, debemos captar su atención. Ser concretos es una de las claves para lograrlo, pero además necesitamos una metodología que nos permita volcarnos a los digital y enfocarnos en entender cuáles son esas nuevas necesidades del clientes y ajustar nuestros servicios a ellas.

Es importante que tengamos claridad en los apoyos que vamos a utilizar durante nuestro proceso comercial, que finalmente son los que nos van a llevar a la consecución de la venta. Dentro de esos apoyos tenemos las reuniones virtuales que deben ser mucho más cortas de lo acostumbrado para no perder nuestra audiencia y mantenerla atenta al mensaje que queremos dar, lo ideal es una duración de máximo 30 minutos, las presentaciones, por supuesto, deben ser claras y efectivas, con diseño que atraiga la atención constantemente.

Las posibilidades que podemos utilizar son infinitas, está en nosotros ajustarnos a nuestra nueva realidad en el mundo de las ventas y comenzar a pensar en qué más podemos hacer para continuar vendiendo, recuerden los comerciales somos el corazón de la organizaciones y quienes logramos los ingresos para mantenerlas vivas.